2/2/2014

Un encuentro maravilloso

Me encontraba en medio de un periodo de demasiados cambios, había encontrado un sinnúmero de retos y estaba en momento único para ejercitar mi fe y mi voluntad de querer llegar a hacer algo que parecía imposible. Me embarqué en ese avión determinada a llegar a mi destino, pensando en pequeño, pensando que ese destino era sólo una localidad en una ciudad grande de un país que alguna vez me albergó.

Todo inició con un pensamiento pequeño, porque no me imaginé que ese “destino” realmente era mi destino; no pensé que esa mañana en el gimnasio mientras corría y sudaba cada paso del kilometraje que me propuse recorrer esa mañana me llevarían a conocer a una de las personas más fascinantes que he conocido hasta ahora.

Una piensa que estas personas famosas son de hierro; que no sienten, que no sufren, que no tienen hambre, en fin; poquito más y piensas que tienen una barrera invisible que evita que los puedas tocar. Y no, son tan humamos como todos, se agotan, tienen sentimientos, necesidades y también quieren ser felices, sentirse aceptados; pero sobre todo sentirse amados/apreciados.

Terminamos nuestro entrenamiento casi al mismo minuto y como si hubiera estado planeado por una conciencia de otro plano, resulta que nuestras habitaciones del hotel estaban una al lado de la otra.

Personalmente no tenía previsto que nos tomáramos fotos en ese momento, no por roche o vergüenza, pero la verdad porque estaba recontra sudada, sin maquillaje y con ojeras producto del viaje de varias horas con múltiples conexiones. Sin embargo así es la vida, no te dice que lleves maquillaje por si acaso, y al final del día te prepara con la mejor de tus sonrisas, esa sonrisa que junto con un “por favor” todo lo logra siempre.

Ahora en ese elevador no iba sola, evidentemente toda esa proeza tenía toques divinos pues, en ese momento contaba con la complicidad de una nueva amiga que la vida generosamente me puso ahí, quién alegremente sugirió que nos tomáramos una foto abrazados mirándonos a los ojos fijamente.

Y así lo hicimos. Nos abrazamos y nos dispusimos a mirarnos fijamente por esos largos e interminables segundos que se iban convirtiendo en los minutos en que mi amiga iba descubriendo el mundo de Android y comparándolo con su iPhone.



Ni siquiera me propuse concentrarme en su mirada; sencillamente nos miramos e inmediatamente conectamos...

Viendo a sus ojos, vi a un chico sencillo, por más que busqué, ante mí no aparecía el hombre de grandes ambiciones; de influencia millonaria o el trotamundos de los negocios; en sus ojos vi a un hombre que quiere la vida, que ama sinceramente la vida; un hombre que ha vivido mucho, que conoce de todo: personas, lugares, situaciones; pero que más que todo conoce con claridad el potencial de la vida, lo mucho que hay que lograr, lo mucho que hay que hacer y la tremenda gratitud por la vida hermosa que hay que seguir construyendo. Era un espíritu de luz increíble; donde lo más asombroso fue que me pude ver reflejada a mí misma.

Entendí que todos estamos hechos de amor, esa es nuestra esencia poderosa; eso es lo que todos buscamos y con lo cual todos queremos trascender. Entendí que todas las personas que llegan a nuestra vida son un reflejo de nosotros mismos, de las personas que somos hoy; pero sobre todo, de las personas en las que nos estamos convirtiendo porque todo en esta vida es energía; y al final atraemos el mismo tipo de energía que tenemos en el presente.

“Hacía muchísimo tiempo que no veía tan profundamente a los ojos de alguien” pensé, mientras le agradecía una vez más por su gentileza, su tiempo y silenciosamente también le agradecí por regalarme ese espejo de su alma y ese reflejo de que yo también estoy hecha de amor y que también busco trascender a través de éste.

Gracias por mostrarte cómo eres, por mostrarte vulnerable y casi sin querer queriendo por mostrarme mi propia grandeza.


Quiera Dios que nos veamos pronto, después de todo no existen las coincidencias, es la manera en que Dios elige mantenerse anónimo.

27/12/2013

Sorpresa Navideña en el Aeropuerto

¿A quién le encanta cuando una buena publicidad sirve para llevar alegría genuina a la gente normal (o sea a los clientes del día a día, como tú, como yo)?

En este caso, una aerolínea puso un Santa Claus en el Terminal del Aeropuerto para preguntarles a todos los pasajeros de un vuelo específico qué querían por Navidad. Algunos respondieron que querían medias, los niños pidieron juguetes, otros celulares o cámaras, otros tickets y una pareja joven dijo que quería un TV de pantalla gigante (50''). Con toda esta info, la aerolínea compró todos los regalos, los envolvió y los puso en la faja del equipaje de tal modo que cuando los pasajeros llegaron a  su destino y fueron a buscar sus maletas, encontraron los regalos de Navidad que habían pedido.

¿Te imaginas encontrar JUSTO lo que hacía unas horas pediste para ti? Linda sorpresa ¿no es cierto?



Pero ¿te imaginas la cara de esa persona que pidió medias y ropa interior al lado del que pidió una TV gigante? A veces no nos damos cuenta que no pedimos lo que realmente queremos, o que incluso no pedimos del todo...

Viviríamos en un mundo mejor si nos atreviéramos a pedir lo que realmente queremos, y nos pusiéramos a la tarea de hacer todo lo que esté a nuestro alcance.

Estamos a unos días de cerrar el año y algunas personas están haciendo planes para celebrar año nuevo, otros están ocupados pensando en lo que van a hacer el próximo año (fijando metas), otros están concentrados en cerrar el año con todo y otros están haciendo todo lo anterior (jeje :D ).  

Qué simpático sería si además de pensar en lo que queremos recibir este año, además de pensar en lo que vamos a hacer este año... pensamos cómo queremos sentirnos cada día; qué pasaría si cada día lo tomamos como que fuera Navidad y damos lo mejor de nosotros al mundo... qué pasaría si cada día lo viviéramos como que fuera año nuevo (sin el tráfico por favor!) y más bien esperáramos lo mejor de cada interacción, de cada relación, de cada momento.

El vidieto de la publicidad en mención está muy lindo y muy bien producido - en mi opinión personal -  muestra cómo los milagros se hacen realidad; cuando crees que te lo mereces. ¡Simple!

Amo el Marketing (quienes me conocen, lo saben), sencillamente me ENCANTA cuando se usa una buena causa de manera creativa para promover algo, que además está alineado con la visión de la compañía, de ser en el año 2016 una de las cinco aerolíneas internacionales más exitosas en proveer a sus clientes una experiencia cuidadosa y amigable, que cambie la manera de viajar por aire para siempre. Muy bien aerolínea WestJet, espero ver más campañas creativas y volar con ustedes en algún momento.

¡Feliz Viernes!

15/12/2013

CUENTO: Un Domingo Especial

De pronto vio el destello luminoso reflejando en la noche, esa luna iluminando magníficamente la velada. A sus casi 30 años, había visto la luna muchas noches desde diferentes ángulos, sin embargo,  había algo distinto esa noche, tan cercano, tan grande, tan lleno de luz; ella, casi podía sentir cómo se levantaba de aquella destrucción mientras se conectaba con los cielos y las oleadas de recuerdos dejaban de tener un significado pesado. Ya no había dolor, ya no habían sentimientos asociados a aquella pérdida; había una profunda nada en el silencio que la conectaba con su centro, que la conectaba con quien ella realmente es.

Fue un momento mágico.






Sonrió pensando en todas las horas de terapia, en todos esos miles de soles que había invertido buscando una solución, buscando una razón y hoy así de simple, después de haberse entregado al momento, después de haber declarado que ya no lucharía en contra de la corriente, después de haberse dejado llevar - a pesar que eso, en su lógica acuariana, significaba que era una perdedora, porque esta vez no estaba encima de la situación, esta vez no estaba unos cuantos pasos adelante de todos, esta vez, ella decidió dejar de interponerse con su destino y simplemente contemplar la vida. 

Allí, sin haberlo planificado, sin haberlo esperado... por fin entendió para qué estaba en este mundo, por qué habían pasado las cosas que habían pasado y porqué el haber tenido paciencia consigo misma; hoy le regalaban el mejor regalo: entender que la vida está hecha para vivir los sueños.

Namasté.

15/4/2013

Vida de Networker




Hoy celebro un año de networker, un año de haberme propuesto hacer la diferencia, de haberme retado a mí misma a vivir con pasión, compromiso y propósito. 
Hoy creo que nada es casualidad y creo que no hay  mejor manera de celebrar este primer año que viviendo este presente: trabajando desde el aeropuerto, disfrutando de buena hidratación y con una vista espectacular de los Andes. Y muy, pero muy pronto… a celebrarlo con mi equipo en la costa del Atlántico.




20/12/2012

Aprendizajes ... parte III

Aprendí que no es necesario buscar el reconocimiento, éste llega solito y cae por su propio peso.

Aprendí que lo más MÁS más importante es la familia y tus seres queridos. Valen todo el oro de la tierra. Pasar tiempo con ellos, compartir ideas, sueños, proyectos; o simplemente compartir una comida... es irremplazable.

Entendí que la gente es estacionaria, llegan por temporadas, por ciclos, a veces de verdad pareciera que llegan a la vida de uno para cumplir un propósito y cuando lo cumplen, solitas se alejan. No hay que aferrarse, mejor buscar algo positivo en qué ocuparse.

Aprendí que el poder interior es verdadero y pleno.

Conocí a personas nuevas y maravillosas, que se han vuelto aliados, compañeros de ruta y personas que son importantes para mí.

Re descubrí que la ternura es una de mis cualidades, que no tengo por qué temer a ser yo misma, que es un arte ser mujer en estos tiempos, y que más que algo pesado, es una bendición.

Sin lugar a dudas, este año ha sido de re-descubrimiento, de entedimiento, de comprensión, de cerrar círculos, de limpieza, de retos y alegrías, de decisión... este año ha sido como el calentar motores, afilar la sierra, reencontrarme conmigo misma y abrazar la Karla que soy.

Aún no se acaba el 2012, y definitivamente no creo que se acabe el mundo. Pero se cierra una temporada donde se ha sembrado, se ha gozado y se ha vivido intensamente... ahora a lo que viene, siempre con fe y alegría; pero agregándole pasión a los resultados!

Un besito,
KT


1/12/2012

Un día diferente

Hoy entendí la importancia de vivir con pasión. 

Hoy valoré muchísimo las personas que tengo en mi vida, esas personas que me alientan a alcanzar mis sueños, que entienden que salto de mi cama sonriente porque amo las infinitas posibilidades que ofrece un nuevo día; las que entienden cuando necesito un espacio, cuando necesito un abrazo (aunque sea telefónico) y que confían en mí... esas personas que tienen un lugar muy especial en mi corazón. MUCHAS GRACIAS!

Hoy me pegó fuerte la realidad y entendí un poco más, cómo funciona el mundo.

Hoy después de mucho tiempo me regalé una tarde pelotera y ví fútbol. Hacía tiempo que no veía un partido :)

Hoy confié en mi capacidad de correr, y simplemente corrí.

Hoy junto con mi equipo de trabajo, avanzamos un poquito más para llegar a nuestras metas.

Hoy me regalé una tarde a mí misma, para tomar té, para revisar mis sueños, mis proyectos, mis progresos... también hoy me tomé un momento para agradecer todo lo bueno que está pasando, todo lo que ya pasó y forma parte de mi historia personal y todo lo que está en camino.

Hoy decidí sentir un poco más y pensar un poco menos.

Hoy encontré en medio de una conversación, lo bonito que es llevar una vida pacífica, deseando lo mejor para uno mismo y también para el mundo.

Hoy es un regalo precioso... Gracias Diosito!